Pilar Mantenimiento de Calidad



Elimine defectos de producto actuando sobre los equipos





Mantenimiento de Calidad: Un nuevo nivel en TPM

El pilar Mantenimiento de Calidad es una estrategia de mantenimiento que contribuye a asegurar la sostenibilidad de elevados niveles de calidad de los productos fabricados, a través del cuidado extremo de las condiciones de la maquinaria.

El Mantenimiento de Calidad permite identificar las condiciones de los equipos para lograr cero defectos y establecer medidas para verificar periódicamente si estas condiciones se mantienen, evitando la generación de productos que incumplen las especificaciones.

Este importante pilar TPM se enfoca en la identificación y eliminación de las pérdidas de calidad actuando sobre aquellos componentes y sistemas del equipo que inciden diréctamente en los parámetros de calidad del producto final. El desarrollo de este pilar se realiza a través de métodos particulares del pilar, pero también utilizando métodos de otros pilares y de las prácticas de control de calidad de proceso. Estamos seguros que el Mantenimiento de Calidad es un poderoso aliado de los sistemas de mantenimiento de plantas con altos niveles de automatización y digitalización con tendencias hacia el paradigma de Industria 4.0


Para fabricar productos perfectos, es necesario establecer las condiciones del proceso adecuadas como temperaturas, presiones, velocidad, etc. en función de las propiedades particulares de las materias primas y el producto a fabricar. Para alcanzar un nivel extraordinario de calidad en los productos finales, el equipo o sus unidades, deben graduarse y mantenerse de modo que funcionen en forma óptima para evitar la presencia de defectos. Sin embargo, es frecuente que las condiciones de los equipos o unidades de proceso, pierdan su ajuste y condiciones, generando defectos de calidad, reprocesos del producto y generación de productos que no cumplen los estándares y se deben degradar de categoría, para ser vendidos a un precio inferior, con la correspondiente pérdida de valor.

En la medida que los procesos son más automatizados y las velocidades de fabricación se incrementan, se depende más de las condiciones del equipo, es por esto, que cada día cobra más importancia el pilar mantenimiento de calidad. Este pilar evita en forma temprana las causas de defectos, a través de mediciones de los valores medios de ciertos puntos o elementos del equipo, los cuales se deben examinar periódicamente para evitar que sus tendencias superen las cotas máximas permitidas. Los defectos de calidad potenciales se pronostican, examinando las tendencias en los valores medios, y se evitan, tomando medidas por anticipado.

La lógica seguida para implantar el mantenimiento de calidad se muestra en la siguiente fgura





El desarrollo del pilar mantenimiento de calidad integra el trabajo de los departamentos de calidad, mantenimiento, producción y otros departamentos administrativos. La base fundamental de su ejecución son los datos estadísticos recogidos a través de los sistemas de control estadístico de procesos, estudios de capacidad de proceso, registros de defectos, etc. A partir de estos datos, se identifican las pérdidas relevantes y se realizan estudios de mejora de la calidad empleando los pasos de la metodología del pilar. Como resultado final, las acciones de prevención obtenidas, se incorporan como parte de las actividades de mantenimiento autónomo que son ejecutadas por los operarios. Se puede decir que uno de los pilares del mantenimiento de calidad es el trabajo de inspección autónoma de calidad.

El mantenimiento de calidad se integra igualmente como parte de las 5S en los equipos, ya que es muy útil marcar y señalizar sobre la maquinaria, los puntos Q o componentes que inciden en las variables de calidad del producto y estos se deben destacar, para facilitar el trabajo de inspección y mantenimiento por parte del operario.